CUIDADO MAXIMO DESDE EL NACIMIENTO - LA UVA HASTA EL DESCANSO - LA BOTELLA

DESDE LA VIÑAS A LA BARRICA

Al Sur de Cuenca, en el valle de la Ribera del Júcar comprendido entre el trasvase Tajo-Segura y el río Júcar, está la emblemática finca “La Losa”.

Tempranillo y Merlot

De sus 144 hectáreas de viñedo se han seleccionado siete ha, 5 de Tempranillo y 2 de Merlot; con las cepas más viejas y equilibradas. Procurándoles grandes cuidados: podas restrictivas en verde, aclareos, restricciones en el riego y un seguimiento permanente de la evolución del proceso vegetativo, para obtener un fruto limitado en cantidad y de óptima calidad.

Su vendimia a mano es sumamente meticulosa para que la uva llegue a la bodega entera y en perfecto estado. Una vez allí se escoge racimo a racimo las mejores uvas y eliminando las no deseadas, se despalilla y los granos enteros se encuban en pequeños depósito de acero inoxidable de 10000 litros.

Tras un seguimiento permanente de la evolución de la fermentación con sucesivos controles analíticos comienza el proceso de decantación natural momento en el cual se descubre el nuevo vino

CRIANZA - DONDE DUERMEN LOS VINOS

Desde 1782 la Bodega del Real Cortijo de Carlos III ofrece extraordinarias condiciones: ausencia de variaciones térmicas (14 ºC-18ºC durante todo el año), acústicas y de humedad (85 % constante), por ello el vino es trasladado a esta bodega de crianza para ser envejecido.

Pasará un año en barrica de roble, con trasiegos periódicos y rellenado semanal, para después reposar en botella en las bóvedas subterráneas hasta ser etiquetado en su tercer o quinto año.

Su etiquetado a mano permite poder personalizar las etiquetas de nuestro vino Real Cortijo.